¿Has sabido alguna vez que yo también te miraba?

viernes, 29 de enero de 2010

Día de contrastes

Lo peor de tener un examen a las 18:30 es que estás nervioso mucho más tiempo de lo normal. Para mí, los nervios empezaron a las 7:00 a.m. No es bueno empezar el día del examen con todas las ideas sobre la literatura de los siglos XVIII y XIX tan sumamente desordenadas. Todo el día con la cabeza desbordándose, contagiándonos los nervios unos con otros en la sala de estudio (en equipo siempre se trabaja mejor).
Pero dan las 21:30 y salgo del examen. Respiro hondo, me voy al concierto de Fito y ya nada importa. Vuelve la sonrisa, la emoción, las ganas de saltar, de bailar... Objetivamente, el mejor directo de España, y subjetivamente, el mejor directo del mundo.

Y hoy estoy solo en casa, A puerta cerrada, guitarra en mano y sin pensar en que ayer atribuí obras de Iriarte a Leandro Fernández de Moratín.

Qué necsario es el Rock'n Roll

1 comentario:

Ojizarka dijo...

un concierto, una buena manera de acabar un dia d examens y desconectar.
ánimo, q ya queda menos luismi!!