¿Has sabido alguna vez que yo también te miraba?

domingo, 17 de enero de 2010

21 años de edad

Ahora mismo acaba de terminar mi madre de decirme que los 21 años ya son una edad para centrarse, para pensar más las cosas, para dejar beber… pobre mujer que se cree que viajo en un barco sin timonel, sin poder anteponerse ella a mis planes para decirme que tenga cuidado. “Algún día me darás un disgusto”, me dice. En realidad sabe que soy buena persona (dentro de lo malo) y sigo concentrado en vivir, que es lo importante.

Al final no ha venido Peter Pan a buscarme pero creo que es porque no lo había llamado y, en el fondo, también es porque no quería llamarlo. Crecer es algo que no podemos evitar, pero se puede posponer el envejecer.

Los 21 son una edad que se presenta con cambios con respecto a los 20. El año pasado os contaba esto y lo cierto es que durante este año no he cambiado mucho. Pero ahora sí, este el año de los cambios con el giro de perspectivas con respecto a algunos temas que ha dado mi cerebro; así, sin consultarme ni nada.

Cada día es un mundo, os deseo lo mejor para cada mundo a cada uno de los que leáis esto (y a los que no…también).

Un fuerte abrazo, Luismi Avalncha (21 años de edad).

1 comentario:

Ojizarka dijo...

FELICIDADES DE NUEVO PEQUEÑO!!!
a este paso te vas a cansar de mí, jejeje.
qtal fue la celebración anoche?? un beso!