¿Has sabido alguna vez que yo también te miraba?

martes, 3 de noviembre de 2009

Huellas


-La tierra clama: “¡No soy de nadie… soy libre!”-
Y libres somos quienes la pisamos.

De una huella nació un camino,
de un recuerdo nació una herida
y, de su cicatriz, nació la fuerza
que creó los primeros pasos
hacia un destino aún no escrito.

De una huella nació un camino
pero, caminante, no hay camino.

La única frontera es el cielo,
la única pared el infinito,
lo único real son los pasos
que no dejan huella.

De una huella nació un camino
Pero, si no hay huella,
sólo queda olvido.

1 comentario:

Ojizarka dijo...

q bonito! ma gustao!!
y en cuanto a mi blog nose... tng otro empezao de otro estilo y no se si al final no borraré el primero